Aislamiento, se define como el hecho a dejar algo solo o separarlo de otras cosas, o separar a una persona de los demás, de todo tipo de comunicación o contacto con ellos.

Más allá de esta definición, el «Aislamiento» en la construcción es un poco más profundo. Podemos verlo como una barrera a elementos como el ruido (Aislamiento acústico), al calor/frío (Aislamiento térmico) o a la corriente (Aislamiento eléctrico).

Hoy me gustaría hablar, explicar y ayudar a entender más profundamente el concepto e importancia del Aislamiento en el hogar, y como puede influir en el bienestar de vuestra vivienda, así como maneras de aislarla, y mejores materiales ecológicos para conseguirlo.

 

  • Que es una casa bien aislada?

Un hogar con un buen aislamiento, es aquel en el cual no hay pérdidas indeseables de calor o frío. En consecuencia, va a mantener la temperatura adecuada durante todo el año, evitando así,  usar demasiado la calefacción en invierno, o demasiado aire acondicionado en verano, ya que al estar aislada, protege la vivienda contra frío y calor.

En nuevas construcciones ya hay un estándar donde se aplican buenos niveles de aislamiento, sobretodo si hablamos de edificios en países y zonas del norte, pero en los edificios ya construidos, sobretodo los más antiguos, los niveles de aislamiento son muy bajos, provocando de esta manera que haya muchas fugas de calor de la vivienda, e incrementando así el consumo de energía.

En estos casos se podría realizar una rehabilitación energética, donde haríamos un aislamiento adecuado y sería como una inversión en el futuro, ya que a largo plazo, amortizaremos el aislamiento, al reducir de manera notable el consumo de energía en el hogar.

 

Casa aislada

  • Que beneficios tiene?

Aunque tener un buen aislamiento en tu hogar nos ofrece varios beneficios, el más destacable es el menor consumo de energía, y la reducción de costes que te va a proporcionar. Con un buen aislamiento en casa, vas a gastar mucha menos energía, ya que se va a mantener tu casa fresca en verano y tu casa caliente en invierno, reduciendo la cantidad de calefacción y aire acondicionado que tendrás que utilizar, y por lógica, reduciendo la factura de luz y/o gas.

Beneficios en el medio ambiente, es otro de los beneficios que conseguiremos al aislar nuestro hogar.

Con la vivienda bien aislada, como ya hemos comentado, se usarán menos los sistemas de calefacción y aire acondicionado, y de esta manera reduciremos las emisiones de dióxido de carbono, y la cantidad de químicos de nuestro aire acondicionado que se liberan en el medio ambiente.

El último beneficio a mencionar, pero no por eso el menos importante, es el confort que ganaremos en el interior de la vivienda, ya que además de mantener una temperatura estable durante todo el año (y eso es positivo ya que los cambios de temperatura no son adecuados para las personas), también tendremos un aislamiento acústico, con un hogar más tranquilo, y además tendremos un ambiente más limpio en el interior, ya que las toxinas se quedarán en el exterior.

  • Dónde se puede colocar el aislamiento?

Los aislamientos se pueden colocar en diferentes zonas del edificio, en los puntos donde se pierde el calor, y de más a menos, son:

  • Tejado (Pierden aproximadamente el 30-40% del calor total)

El tejado es un punto especialmente importante, y las pérdidas energéticas sin un buen aislamiento son muy grandes. Se puede aplicar un aislamiento desde el interior o desde el exterior,  y se tienen que tener en cuenta si son cubiertas planas o inclinadas.

Ya que están en constante contacto con los efectos temporales del exterior, se intentan usar materiales lo más impermeables posibles.

  • Muros ( Pierden entre el 20- 35% del calor total)

Los muros tienen diferentes posibilidades de aislarse, dependiendo del tipo de muro. Si el muro está «hueco», y hay alguna cavidad entre la parte interior y exterior, se puede hacer un insuflado del material  dentro del muro, «rellenándolo» con el material insuflado y proporcionando así un aislamiento eficaz. Justo después se vuelve a aplicar cemento a los agujeros realizados. Otra manera de aislar los muros es instalar las placas de material aislante ( fibras de madera, por ejemplo ) como parte de la estructura del edificio.

  • Ventanas (Pierden el 10-20% del calor total)

Para aislar las ventanas, hay asegurar una buena protección, aplicando una capa doble o triple de cristal, y ya sea en ventanas o puertas, nos proporcionará también aislamiento acústico, con el resultado de tener un hogar más tranquilo.

  • Suelos (Pierden el 5-10% del calor total)

El último punto a comentar es el de los suelos, que es por donde se pierde menor cantidad de calor, pero igualmente tiene fugas y puede aplicarse un aislamiento entre la parte superior e inferior del suelo.

Zonas pérdida de calor

Como enlace de interés, os adjuntamos un video donde realizamos un insuflado de celulosa, para aislar los muros de un hogar, así se puede entender el concepto más fácilmente

.

  • Materiales de aislamiento

En este siguiente enlace podrás ver de manera más visual y clara los productos específicos con los que trabajamos en Ecospai para el aislamiento.

Materiales de Aislamiento de Ecospai

Aunque materiales de aislamiento hay muchos, en Ecospai nos centramos en los materiales ecológicos, ya que tenemos una visión de protección del medio ambiente, y trabajamos con materiales sostenibles y eficientes.

Los materiales ecológicos de aislamiento son:

Fibras de madera :

Es un aislamiento ecológico y natural, es un gran protector contra el frío y el calor, además nos proporciona un gran aislante acústico, son permeables al vapor y herméticos al aire. Nos aseguran tener un clima interior estable y natural.

Aislamiento fibra de madera

 

Celulosa:

Aislante térmico de celulosa. Con el objetivo de reducir el impacto de carbono que causamos, la celulosa se fabrica con un proceso de reciclaje de papel de periódico.

Este sistema ofrece un aislamiento térmico de gran calidad y durabilidad. Se puede aplicar con 3 técnicas diferentes, ya sea insuflado, proyectado y proyección húmeda, y la relación calidad y preció es excelente, además de ecológica.

Insuflado de celulosa

Lana de roca:

La lana de roca es otro tipo de aislamiento que ofrecemos en Ecospai, y se obtiene con el calentamiento de rocas volcánicas y mineral hasta conseguir un estado líquido. Al enfriarse, se entrelazan y se obtiene la lana de roca bruta. Posteriormente, se insufla el material sin procesar, llamado «borra».

Insuflado lana de roca

 

Hay más aislantes ecológicos como el Corcho, el lino o la lana de oveja, los cuales tienen características similares a los ya mencionados, pero por ejemplo en el caso del corcho, hay que poner más cantidad para conseguir el mismo nivel de aislamiento.

En Ecospai potenciamos el uso de los 3 sistemas que hemos explicado, ya que desde nuestro punto de vista son los más eficientes, económicos y sostenibles.

 

Espero que te haya gustado este artículo sobre los materiales ecológicos de aislamiento, y te haya resultado entretenido.

Sin duda el aislamiento es un aspecto al cual la gente no le ha dado mucha importancia en los últimos años, pero cada vez está cogiendo más fuerza, y se aplica más y más en nuestras construcciones día a día.

Gracias por leerme y que pases un buen día!

Rubén.